Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies .

Especial Jarrones y flores

Especial Jarrones y flores
Cuando consideras que un espacio está soso y le falta un toque decorativo, lo primero que se te ocurre es colocar un jarrón estiloso con flores bonitas, pues aportan vitalidad y color al instante. Las flores son por excelencia los elementos más decorativos que pueden existir y los jarrones se encargan de multiplicar su belleza.

La elegancia de las hortensias y peonías, la alegría de las margaritas y los girasoles, la frescura de las rosas y los claveles o el toque rústico de la lavanda y la mimosa. Floreros tradicionales, con diseños modernos, de barro y muy rústicos, la delicadeza de los jarrones de cristal o la esencia de una sofisticada porcelana. Jarrones y flores, el tándem perfecto. Hoy te desvelamos las claves para llenar de frescura cada rincón de tu casa. ¡Empecemos!

Primero de todo, piensa en qué lugar quieres colocar las flores, si se trata del recibidor o el salón puedes optar por un jarrón atractivo y grande con un ramo voluminoso con la intención de llamar la atención al entrar como el tíbor Botellón gris, que es uno de nuestros favoritos. Si hablamos del baño, una mesita de noche o escritorio, entonces la mejor opción es un jarrón más pequeño con unas pocas ramas o flores que le den ese toque natural y de color. Si el lugar que tienes en mente es la cocina, lo ideal son jarritas, como la jarra de asa de metal con flores silvestres o plantas aromáticas en pequeñas macetas.

                                                  

Una vez localizado el espacio toca elegir el jarrón ideal. Si la sala es grande opta por jarrones altos, esbeltos (como por ejemplo este florero de vidrio verde) o con cierta textura y disponlos sobre una mesa, cómoda o incluso en el suelo. Mientras que si es pequeña hay que buscar el equilibrio poniendo un jarrón achatado en tonos neutros, una opción es el tíbor pequeño gris rayado.
                                         
En cuanto a los materiales, los más comunes son la terracota, la porcelana y el cristal. Los jarrones de terracota son perfectos para una casa de estilo rústico, son piezas de artesanía que inspiran tradición y autenticidad. El tiesto grande alargado asfaltado o el tiesto pequeño achatado Greenish te aportarán ese aire campestre que buscas. La porcelana por su parte, es muy versátil y se adapta tanto a una casa clásica como a una moderna, con un jarrón de porcelana conseguirás elegancia y sofisticación al instante. Quítale la tapa a este contenedor de té y al tíbor Mauritius y conviértelos en jarrones de lo más estilosos. Por último, el cristal, sinónimo de delicadeza y finura, te ayudará a aligerar y equilibrar el espacio. Podrás encontrar jarrones de cristal lisos (florero alto cristal transparente), labrados (florero de cristal con estrias), transparentes, con efecto envejecido o incluso de colores (botella de burbujas verde) que reportarán calidez cuando traspase la luz. Arriesga con algún jarrón, tíbor o maceta original, con alguna forma poco convencional que tenga personalidad, como por ejemplo el jarrón Tatum bajo, el florero de hojas grises o el jarrón Ícaro. Una idea que nos encanta a la hora de decorar es combinar jarrones de diferentes formas y alturas, preferiblemente en número par, ya que siempre queda más estético. Otro "tip" es disponer los jarrones encima de una bandeja de ratán creando un centro de mesa estiloso y original.

                                                       

Tenemos el espacio y el jarrón, ¡solo nos faltan las flores! Si el jarrón es alto con obertura curvada tienes que poner flores con tallo alto y delgado, pero si el que has elegido es bajo y de forma redonda o rectangular las flores serán de tallo bajo. Elige las flores según el estilo de tu casa, la lavanda, las margaritas, la mimosa o una rama de semillas realzarán la esencia campestre de una decoración rústica, mientras que una hoja de monstera y un ramillete de mangolias u orquídeas son el mejor toque para un estilo exótico. Y si tu decoración es más clásica, opta por flores como una hortensia, un ramo de paniculata, unas dalias o unas proteas. Puedes elegir flores artificiales o frescas, ambas tienen sus ventajas y desventajas, nuestro deco consejo es mezclarlas, ¡el resultado te sorprenderá! Otro truco para conseguir ramos llamativos tanto con flores de verdad o no, es poner una base de eucalipto verde o verde-rojizo para ganar volumen. Y si lo que buscas es potenciar colores, combina con cojines del color de las flores y el jarrón como el cojín camel con unas campanitas chinas amarillas o una rama de almendro, el cojín turquesa con esta rama de flor de naranja o el cojín chenilla con esta rama de hortensia verde.

Porque estamos en primavera y no hay nada más primaveral, llena de alegría y naturalidad tu hogar con esta selección de jarrones y flores que hemos preparado para ti. Ver aquí.   

                                       

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Tipo de código