Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies .

Guía para conseguir un comedor perfecto

Guía para conseguir un comedor perfecto
El comedor, ese espacio de la casa en el que nos reunimos toda la familia para disfrutar de una cena preparada con cariño y compartir cada momento de nuestro día. Lo consideramos uno de los corazones del hogar, no solo porque nos une de alguna manera, sino porque además cada vez le damos más utilidad. Ahora por ejemplo, muchos lo han convertido en lugar de teletrabajo.

Hoy queremos ayudarte a potenciar tu comedor, convirtiéndolo en un espacio cómodo, práctico y sobre todo con mucho estilo. ¡Allá vamos!

Comenzamos por la elección más importante: la mesa y las sillas. La mesa es sin duda la protagonista del comedor. Si dispones de un espacio cuadrado, los interioristas recomiendan optar por una mesa redonda o cuadrada, ambas opciones nos encantan porque su forma ayuda a integrar a todos los comensales en una sola conversación. Por otro lado, para comedores alargados encajaría mejor una mesa rectangular u ovalada, esta última siempre va a resultar más ligera por sus bordes redondeados. De madera, cristal, hierro… piensa bien en cómo es tu decoración y qué materiales encajarían mejor con el estilo que buscas. Siendo prácticos, la mejor opción es una mesa extensible que ocupa menos espacio y nos permite colocar más servicios cuando tenemos invitados. Es muy importante elegir bien las medidas, ya que debe de haber suficiente espacio para poner las sillas y poder usarlas de forma cómoda. Te aconsejamos que hayan unos 90cm rodeando la mesa y con un espacio para cada comensal de 65cm aproximadamente. 

                                        

Después de escoger la mesa, llega el turno de las sillas, que sin duda se encargarán de llenar de personalidad al conjunto. Pueden ser todas del mismo estilo o distintos modelos que combinen entre si. Para una mesa convencional (70-75cm de altura) las sillas deberían medir unos 45-50cm de alto consiguiendo así proporcionalidad y sobretodo comodidad. Piensa que de lo cómodas que resulten las sillas dependerá la duración de las sobremesas. Las sillas tapizadas además de aportar textura, son muy cómodas y combinables. Si no dispones de mucho espacio, puedes optar por sillas con respaldo estrecho o un banco con cojines, que además añadirá al comedor un toque joven y desenfadado. Aunque los asientos de fibra siempre se han asociado a comedores de exterior, cada vez más se utilizan para interior porque suman autenticidad y calidez a la composición.

En un comedor tampoco pueden faltar esos muebles cargados de estilo y buen gusto que tan prácticos resultan para el día a día. Los aparadores son muy útiles para guardar cubiertos y manteles en sus cajones dejando la parte de arriba como superficie de apoyo. Efecto: decorativo por fuera y práctico por dentro. En esta línea encontramos también las vitrinas y alacenas, una apuesta perfecta porque además de ayudarte a mantener el orden vestirán la pared de tu comedor al instante. Las puertas acristaladas suavizan la estructura y te permiten exponer la vajilla y la cristalería, que todo bien organizado queda estéticamente muy bonito. Una estantería baja o un carrito también son buenos auxiliares de comedor. Te servirán como punto de apoyo y están llenos de posibilidades decorativas, como por ejemplo, para colocar las botellas.

                                        

Por último vamos a hacer un repaso sobre todos esos elementos decorativos que ayudarán a sacarle partido a tu comedor y a llenarlo de personalidad. Empezamos por la luz, ya que la iluminación es esencial para un comedor. Elige una lámpara de techo acorde al estilo de tu decoración pero que a su vez aporte una pincelada original. Se aconseja que la pantalla esté a una distancia de 75-100cm de la mesa. Si la mesa es rectangular puedes poner una grande o dos pequeñas, mientras que si es redonda o cuadrada bastará con una central. Para multiplicar la luz de las lámparas y generar sensación de amplitud te proponemos que coloques un buen espejo en una de las paredes, ¡te enamorarás del resultado! Hablando de paredes, es tendencia este año sacarles partido, así que anímate con el papel pintado o a cambiar el color de todas o de alguna de las paredes del comedor. También puedes poner un cuadro que destaque y que sea foco de atención, una pieza de arte siempre suma y aporta valor. 

Otro punto esencial para darle un toque personal a esta parte tan importante de la casa es el textil. Texturiza todo lo que puedas: cortinas, una buena alfombra que delimite el espacio o caminos de mesa siempre puestos. Te retamos a un "deco challenge": cambiar el tapizado de las sillas, ¿te apuntas? Parecerá un comedor totalmente nuevo. Para que un comedor luzca, la mesa siempre tiene que estar decorada, así que deja fluir tu creatividad y elige bien los adornos mezclando estilos y alturas. Algo muy importante y sobre todo ahora que es primavera es llenar de frescura  y color el espacio con flores y plantas, deja que la naturaleza invada el ambiente, te ayudará a sentirte bien. 

                                        

Nosotros ya estamos motivados para renovar el comedor, ¿y tú?

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Tipo de código